Profesionales e investigadores con una visión integral

La Coordinadora del Área Calidad e Inocuidad Alimentaria, Dra. Betty San Martín, junto con explicar los contenidos del ámbito que dirige, valora el giro y consolidación que ha tenido el Doctorado transformándose en un Programa único a nivel país.

El Doctorado de Ciencias Silvoagropecuarias y Veterinarias de Campus Sur  (DCSAV) se compone de cinco áreas: Biomedicina y Prevención de Enfermedades; Calidad e Inocuidad Alimentaria; Conservación Biológica; Mejoramiento Genético; y Sistemas Silvoagropecuarios.

El área de Calidad e Inocuidad Alimentaria tiene como objetivo el desarrollo de investigación básica y aplicada enfocada a la producción y valorización de alimentos en los aspectos nutricionales, productivos, incremento de vida útil, propiedades saludables e inocuidad microbiológica y química.
Esta área se incorpora recientemente al Programa de Doctorado y busca entregar un conocimiento que hoy se hace indispensable ante las exigencias de los consumidores y de la normativa para la exportación.

Por ello quisimos abordar sus contenidos con la Coordinadora del área, Profesora Betty San Martín, quien es médico veterinaria, Profesora Titular de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile, Directora Laboratorio de Farmacología Veterinaria FARMAVET, experta mundial de FAO/OMS en el Comité de Expertos en Residuos de Medicamentos Veterinarios (JEFCA), Asesor del Codex Alimentarius de Chile en el Comité de Residuos de Medicamentos Veterinarios y Asesor del Servicio Nacional de Pesca de Chile en los Programas de Control de Residuos de  Medicamentos Veterinarios en la salmonicultura.

¿Cuál es la importancia de la Calidad e Inocuidad Alimentaria en el área agropecuaria?
La Calidad e Inocuidad Alimentaria está directamente relacionada con los profesionales del sector pecuario, ya que nuestra responsabilidad es asegurarnos que los alimentos de origen vegetal y animal  destinados a la población humana, sean inocuos y de buena calidad.

En particular, la inocuidad de los alimentos, como un atributo fundamental de la calidad, se genera en los sistemas de producción y se transfiere a otras fases de la cadena alimentaria como el procesamiento, el empaque, el transporte, la comercialización y aún la preparación del producto y su consumo. Actualmente cuando se refiere a un control integral de la inocuidad alimentaria de una manera genérica  se utiliza la expresión “de la granja y el mar a la mesa”.

La Inocuidad Alimentaria está última década está considerando como prioridad los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), entre los cuales se encuentran los plaguicidas y dioxinas. Los plaguicidas se usan para resolver problemas en el ámbito agrícola o ganadero y si no se utilizan en forma adecuada, pueden quedar residuos en los alimentos que afectan al consumidor.

Se suman a lo anterior las dioxinas que se eliminan al medio ambiente por la combustión y por la industria. Estos contaminantes se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Cuanto más arriba se encuentre un animal en dicha cadena, como es el caso del hombre, mayor será su concentración de dioxinas.
 
¿Cuál son los contenidos generales que se les entregan  a los estudiantes?

El curso plantea entregar toda la información relacionada con los contaminantes de alimentos, las causas, los análisis  de riesgo, las vías mediante las cuales llegan los contaminantes ambientales, otros químicos como los medicamentos veterinarios, las bacterias, virus, parásitos y biotoxinas  que generan problemas en salud pública.

Considera una  serie de temas fundamentales, por lo que participan profesores de la Facultad de Agronomía, INTA y Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias ya que es  un área muy multidisciplinaria.

En esta área lo más importante es la prevención, porque una vez que los contaminantes están en los alimentos ya no se puede eliminar.

¿Cuál es su visión respecto de la calidad del Doctorado?

Estos dos últimos años el Programa de Doctorado ha hecho un vuelco impresionante en la entrega de la información y formación de los estudiantes. El Doctorado está abordando diferentes disciplinas, en este sentido el alumno doctoral a través de las cinco áreas -independiente que posteriormente se especialice en un área- logra construir una visión amplia de los temas que le competen a su profesión y eso es muy positivo porque un doctorante no sólo debe ver de su área sino tener una visión más completa de los diferentes temas que su profesión aborda.

Actualmente durante el primer año y medio el alumno tiene la obligación de tomar estos cursos para tener una formación integral y posteriormente define su líneas de investigación. Se les entrega un conocimiento amplio para que posteriormente pueda definir qué investigar.

Finalmente quisiera destacar  el rol que ha cumplido la Doctora Audrey Grez, ya que su labor, ha sido realmente muy positivo para el programa.