“Este Doctorado es una oportunidad para la Universidad de Chile”

El Coordinador del área Sistemas Silvoagropecuarios, Dr. Claudio Pastenes, junto con explicar los contenidos del ámbito que dirige, valora un programa que se atreve a pensar de manera interdisciplinar e integral, en un momento en que la ciencia busca converger.

El Doctorado de Ciencias Silvoagropecuarias y Veterinarias de Campus Sur se compone de cinco áreas: Biomedicina y Prevención de Enfermedades; Calidad e Inocuidad Alimentaria; Conservación Biológica; Mejoramiento Genético; y Sistemas Silvoagropecuarios.

El área de Sistemas Silvoagropecuarios comprende el estudio de los sistemas productivos de bienes animales y vegetales, sus componentes bióticos, abióticos y sus interacciones. Las escalas de estudio abarcan desde los niveles microsustentados en la célula, hasta el nivel macro que aborda el ecosistema en un contexto de la producción.

Este enfoque considera disciplinas propias de la biología animal y vegetal, formando parte importante de éstos; a su vez, los estudios de fisiología de plantas y animales, cultivos y nutrición de plantas y animales en contextos productivos y en armonía con el ecosistema.

Un área que se ve compleja, por ello quisimos abordar sus contenidos y particularidades con el Coordinador del área, el Profesor Claudio Pastenes, quien es ingeniero agrónomo, Director de Investigación de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y PhD. Además el Profesor Pastenes es miembro del Senado Universitario por el período 2014-2018 e integra las comisiones de Encuentro Universitario junto a la de Desarrollo Institucional.

¿En qué consiste el área de Sistemas Silvoagropecuarios?
Esta área fue difícil de estructurar y podríamos decir que es la más representativa del programa. Está relacionada con los sistemas productivos, enfrentamos a la pregunta  de cómo hacemos que esta parte que está relacionada con la producción no sea sólo técnica, porque este es un programa de Doctorado por lo tanto debe tener investigación desde el área básica hasta la más aplicada.

Cada una de las Facultades del Campus está formando profesionales que van a salir a los sistemas productivos, en su nivel de pregrado. Esta especialidad del Doctorado sobre los sistemas productivos debía agruparlos a todos, considerando su diversidad: animales, productos forestales madereros y no madereros, frutas, etc.

En este sentido, los sistemas silvoagropecuarios intentan avanzar en estudios y logros de conocimientos en sistemas productivos animales y vegetales, considerando además la interacción del ambiente en todo el transepto que va desde la célula hasta el ecosistema. Es muy  complejo porque es muy diverso.

¿En términos generales, cuál es el conocimiento que les aporta a los estudiantes?
Una de las cosas que les aporta esta área, desde los cursos obligatorios hasta su problema de tesis, es la interdisciplinariedad de cada uno de sus elementos. Hay cursos obligatorios que grafican este aporte, por ejemplo el de análisis de sistemas silvoagropecuarios. En este curso se le solicitó a los académicos participantes que expusieran, por ejemplo, los aspectos evolutivos que dejaron a disposición caracteres posibles de ser domesticados por el hombre; luego vimos presentaciones relacionadas con mejoramiento genético propiamente tal en el área forestal, animal y en productos vegetales. Después los estudiantes tuvieron que avanzar entendiendo por qué algunas plantas fueron domesticadas y otras no, luego en la práctica revisar cómo se avanzó en ese mejoramiento genético y los riesgos que conlleva por la pérdida de material genético ancestral. Posteriormente, se vieron desde los ciclos bio-geo-químicos a la nutrición, entonces ahí se revisaron desde las características básicas del suelo que permiten que éste pudiese dejar disponibles nutrientes a la planta, hasta las consideraciones relevantes que permiten comprender la nutrición animal. Finalmente, avanzamos a los sistemas de producción animal y vegetal y su entorno biótico y abiótico, es decir vimos plagas enfermedades, etc. Hay una visión global e integral de cada uno de los temas que se abordan.

¿Qué ventaja le otorga a un profesional haber cursado este Doctorado?
Yo diría que tiene dos ventajas, una que efectivamente es capaz de entender la generalidad de distintos sistemas que de una u otra forma articulan un sistema de producción silvoagropecuaria, sin entrar en cada una de las especificidades, pero que son un aporte para lograr tener un conocimiento cultural general relativamente fuerte. Más aún, cada uno de esos temas es desarrollado por especialistas en esas áreas. La segunda ventaja es poder tener una idea de cuáles son los subconjuntos desde lo genético, lo biológico, lo biótico y abiótico, desde las células  hasta el organismo y el ecosistema, que finalmente se relacionan con lo que será la especialidad de los postgraduados en su etapa de trabajo experimental.

Para lograr esta visión, deben confluir dos cosas, la calidad de los académicos y la de los estudiantes. Los estudiantes que ingresaron a esta nueva versión del Doctorado comprendieron y tuvieron la capacidad de dibujar un análisis de sistema integrando todos estos elementos, lo cual ha sido un gran logro considerando que todos vienen de diversas especialidades. El proceso entre ellos, además ha sido muy enriquecedor, al provenir de diversas especialidades cada uno hace un aporte singular.

¿Existe otro programa con estas características en Chile o el mundo que sea referente?
No conozco ningún Programa de Doctorado como este, en general los programas de Doctorado son más específicos. No hay un programa interdisciplinario con este perfil, hay programas en el área de mejoramiento genético, en el área de las ciencias agronómicas, de las ciencias veterinarias, pero con este  sistema de integración no conozco ninguno, ninguno en el mundo diría yo.

¿En este sentido, este programa es vanguardia en la manera de abordar diversas ciencias?
Somos vanguardia y retaguardia. Somos retaguardia, en nuestras estructuras administrativas. No conozco en países de tradición científica potente en el mundo que tenga una Facultad de Ciencias Agronómicas otra de Ciencias Veterinarias, otra de Ciencias Forestales, son todas una sola Facultad.  Entonces desde el punto de vista de los sistemas y organigrama administrativos estamos muy a la retaguardia, debiéramos apuntar a tener una facultad común y me atrevería a decir que más pronto que tarde eso va a ser así.

Estamos con esta iniciativa de programa de doctorado en una forma de hacer conocimiento que es la que está llevando hoy muchos avances en el mundo, el conocimiento sin duda y sin ninguna discusión puede ser muy especialista y generar aportes,  pero cuando uno habla de problemas globales, por ejemplo producir alimentos para el año 2050, para una población creciente, además de hacerlo de manera sustentable y enfrentando el cambio climático; no hay  ninguna manera de avanzar si no avanzamos de manera integral, ni una posibilidad. Estamos  hablando de grandes desafíos, ante los cuales diversas especialidades tienen que converger. Este programa es una oportunidad para esta universidad.